Repsol pierde 487 millones de euros debido a la caída de precios del petróleo

La crisis del coronavirus ha golpeado a las compañías petroleras como una bala, haciendo bajar el precio del crudo. Repsol se mantuvo bien en el primer trimestre en términos de actividad ordinaria, con una caída menor de lo que esperaban los analistas, pero la depreciación de las existencias debido a la fuerte caída de los precios del petróleo supuso unas pérdidas de 487 millones de euros.

La empresa dirigida por Antoni Brufau cerró los tres primeros meses del año con un beneficio neto ajustado de 447 millones, un 27,7% menos. Esta es la cifra que mide la actividad ordinaria de Repsol y, a pesar de la disminución, está por debajo de las expectativas del mercado. Hay que recordar que durante la segunda quincena de marzo, la actividad en España se detuvo casi por completo, al igual que en otros países donde la empresa española está presente.

Repsol explicó en un comunicado a la CNMV que este resultado se produjo "en un entorno excepcionalmente complejo", ya que la crisis del Covid-19, no sólo en España sino también anteriormente en Rusia, provocó una fuerte caída de los precios del petróleo y el gas debido al colapso de la demanda. A finales de marzo, el Brent cayó por debajo de los 20 dólares, con un precio medio en el trimestre un 21% más bajo que en el mismo período de 2019.

La depreciación de las materias primas con las que trabaja provocó una reducción "extraordinaria" de la valoración de los inventarios de Repsol. 790 millones, lo que empujó a la compañía a los números rojos y le permitió registrar una pérdida neta de 487 millones entre enero y marzo. 608 millones en los mismos meses de 2019.

 

Los resultados de Repsol por actividad

La empresa destacó el funcionamiento de los diferentes sectores de actividad a pesar de la pandemia. El negocio de comercial y renovables obtuvo un resultado de 121 millones, 16 millones menos que en el primer trimestre del año pasado debido a las restricciones en el estado de alarma, que afectaron negativamente a la zona de movilidad.

La actividad industrial, por su parte, creció un 6% hasta los 288 millones de euros, mientras que el mayor golpe lo recibió el principal sector de actividad de Repsol, Upstream, cuyos beneficios pasaron de 323 millones a 90 millones debido a la caída de los precios del crudo. De hecho, la producción media aumentó un 1,4% durante el trimestre.

0 Ser el primero en comentar

Comentar

*

*
*