Los bancos adelantarán el pago de la prestación a los trabajadores afectados por un ERTE

Los trabajadores que han sido despedidos o afectados por un ERTE y que todavía tienen pendientes de pago la prestación de desempleo no tendrán que esperar hasta el día 10 del mes siguiente para cobrar. Los bancos se encargarán de adelantar este dinero y pagarlo a medida que los empleados de SEPE procesen las prestaciones. Lo harán sin costo alguno para los destinatarios.

Esto fue anunciado el jueves por el Ministerio de Trabajo después de firmar un acuerdo de colaboración con las asociaciones bancarias AEB, CECA y UNACC, las asociaciones patronales del sector. El objetivo de este acuerdo es "mitigar el impacto negativo que esta situación puede tener en la renta disponible de los afectados y así ayudar a paliar las consecuencias de la crisis de Covid-19 en los grupos más vulnerables", según afirma Laboral en una nota.

Sin embargo, "muy pocos" -en palabras del Secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey- han sido despedidos o afectados por un ERTE y aún no han recibido la aprobación para su prestación. El SEPE había reconocido 3,4 millones de prestaciones hasta el pasado martes, y "algo más de 300.000" aún no habían sido tramitadas, según la ministra Yolanda Díaz. Es decir, todavía hay más de 300.000 personas que pueden haber estado desempleadas a mediados de marzo y que aún no han recibido ningún ingreso. La Ministra destacó que el SEPE tramitará sus solicitudes durante esta semana para que, de acuerdo con el acuerdo alcanzado con las entidades financieras, puedan ser cobradas antes del 10 de mayo.

La operación es muy rápida: el SEPE reconoce la prestación de desempleo, informa a la institución financiera y, a partir de ese momento, ésta ofrece el anticipo directamente a los beneficiarios para que tengan el dinero por adelantado y puedan hacer frente a sus gastos.

 

Los potenciales beneficiarios de los anticipos previstos en este convenio son las personas que son reconocidas por el SEPE como beneficiarias de la prestación por desempleo o de un subsidio a partir del 1 de mayo, con efectos económicos retroactivos al inicio de la crisis sanitaria. A partir de este martes, también se añadirán a la lista los trabajadores domésticos y los trabajadores con contratos temporales.

El acuerdo, que ahora deben cumplir las entidades financieras y que tiene una duración inicial de tres meses prorrogables por el mismo periodo, establece que el tipo de interés aplicable a la operación será del 0%. Además, no habrá ninguna comisión por la realización de esta operación y no se exigirá ninguna garantía para su cobro.

Este acuerdo se suma al celebrado el mes pasado con las entidades financieras para que los parados puedan cobrar a principios de mes y no esperen hasta el día 10 del mes correspondiente, día en que se suele pagar por este servicio.

0 Ser el primero en comentar

Comentar

*

*
*