El entrenamiento militar que debe cumplir Son, jugador del Tottenham, en Corea del Sur

Estos son días extraños para Heung-min Son. A mediados de febrero, el delantero del Tottenham Hotspur viajó a Corea del Sur para ser operado de una fractura en el brazo derecho. Pero cuando regresó a Inglaterra a finales de mes, tuvo que permanecer aislado durante dos semanas debido a las medidas preventivas del gobierno contra la rápida propagación del coronavirus. Ahora, en medio de la pandemia, el futbolista se encuentra en su país de origen, enfrentando una segunda cuarentena, y en los próximos días se espera que se someta al menos a tres semanas de entrenamiento para el servicio militar obligatorio .

Con la Premier League suspendida y sin fecha oficial de reanudación, el Tottenham permitió a Son regresar a Corea del Sur el domingo para estar cerca de sus padres, y el jugador está pasando por su segundo aislamiento obligatorio de 14 días. Sin embargo, cuando termine, utilizará el descanso para completar su entrenamiento militar en su país de origen para evitar tener que hacerlo al final de la temporada, lo cual había planeado y acordado con el club inglés.

Son debe cuatro semanas de servicio militar obligatorio en Corea del Sur.

Aunque ha recibido un permiso especial del gobierno surcoreano para no realizar un servicio completo, tras ganar la medalla de oro en los Juegos Asiáticos de 2018 en Indonesia, el delantero de 27 años tendrá que someterse a tres o cuatro semanas de entrenamiento militar con el ejército de su país. ¿Qué actividades tendrá que realizar? Según los medios de comunicación europeos, gracias a una fuente oficial recogida por Reuters, será un ciudadano más sin privilegios mientras esté de servicio.

 

Son irá a la base militar de la isla de Jeju, donde deberá afrontar marchas de 30 kilómetros con un peso de 40 kilos sobre los hombros, simulaciones con fuego vivo y uno de los ejercicios más difíciles: el entrenamiento químico en una cámara de gas lacrimógeno.

Se trata de ejercicios de "CBRN" (Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química), que son procedimientos de acción en diferentes países para prevenir y mitigar los ataques con armas nucleares, radiológicas, biológicas y químicas, o para reducir su amenaza. Así, por ejemplo, los soldados deben entrar en una cámara de gas, quitarse las máscaras protectoras y soportar los gases.

"Cuando estás con los militares, debes ser capaz de disparar un arma, inhalar los gases y participar en la batalla, arrastrándote por el suelo", dijo a Reuters una fuente militar. De esta manera, los soldados salen de las instalaciones con lágrimas en la cara y se echan agua en la cabeza para salir de la situación. Así, en los días siguientes, Son tendrá que someterse a un entrenamiento bastante extraño para un futbolista, además de afeitarse el pelo.

 

0 Ser el primero en comentar

Comentar

*

*
*